4 de marzo de 2017

Campo Quijano Tiene Más De Un Siglo, Nota De Don Ramón Aguilar A Diario El Tribuno

A pesar de haber cumplido 94 años de existencia oficial, algunos aseguran que la comunidad se comenzó a forjar a fines del siglo XIX. Por eso, Ramón Aguilar, un vecino, prepara la historia de su gente con cuentos y leyendas, para reflotar aquellos inicios.

Cuenta la historia que Quijano tiene más de un siglo de vida. Se inició con los campamentos de los trabajadores ferroviarios del ramal C-14. En su gran mayoría eran extranjeros llegados de Europa. También había unos cuantos chilenos, bolivianos y criollos de las fincas cercanas. El ferrocarril fue el fundador del pueblo, pero su historia comenzó a escribirse antes de la llegada de los rieles.

Así lo cuenta Ramón Ignacio Aguilar, nacido hace 80 años aquí y criado en esta tierra llamada El Portal de los Andes, pueblo enclavado en el acceso principal de la maravillosa Quebrada del Toro. "Antes había una incipiente actividad rural por estos pagos. Tenía una veintena de familias radicadas, era un pequeño caserío. Lo demuestra la casa donde nació y murió don Juan Caqui, frente a la parada principal del pueblo. Murió hace unos 8 años atrás a los 104 años", relata Ramón.

El hombre fue periodista, locutor, es poeta y escritor. Está jubilado y aprovecha su tiempo libre indagando y recabando cuanta leyenda y anécdota se haya originado en Quijano. Sostiene que los 97 años de vida de la comunidad, es que lo dice "un acta fundacional encomendada décadas atrás a prominentes vecinos para tener noción de los orígenes del pueblo". "Se hizo allá por el año 1970. Pero los testimonios de construcciones de viejas casas y la vida de familias, demuestra lo contrario. Que Quijano tiene más de un siglo de vida", lo dice con firmeza.

Aguilar, quien fue concejal entre otras funciones públicas, asegura que el Club Unión Huaytiquina se fundó el 12 de Octubre de 1921 y en el acta fundacional del pueblo figura el 9 de julio de 1921. "Es decir que un club se fundó tres meses y tres días después que un pueblo, donde se centraba la actividad".
"Deberíamos refundar el pueblo con datos certeros. No le quito mérito a lo que hicieron aquellos vecinos que se encargaron de recabar los datos históricos de esta comunidad. Pero el origen no es de cuando se inició la obra del ferrocarril Huaytiquina, es mucho antes",
asevera.


Los libros de Don Ramón


Ramón Aguilar está jubilado hace 34 años de Bórax Argentina. Comparte sus momentos con sus 6 hijos, 28 nietos y 24 bisnietos. Siempre vivió en Quijano. Supo estudiar en el Colegio Belgrano, al que viajaba en el cochemotor que salía de Quijano a la madrugada. Hablando de sus pasiones pasadas, dice que la del micrófono se despertó alrededor de los 17 años, cuando en vez de ir al colegio se escapaba para irse a radio Güemes, para ver y escuchar cómo hacían los programas de esa época. "Tengo muchos borradores de cuentos y poesías que voy a plasmar en un libro. Si todo marcha bien, en octubre tendré terminado uno de estos trabajos. No sólo estará escrita la historia de Campo Quijano, también vamos a contar sus leyendas, sus cuentos y hablar de sus personajes". Aguilar adosará otros escritos de su autoría que ya son conocidos en esta parte de la provincia. Entre ellos "La Salamanca de las bandurrias", "El Negro Musinca", "La Madre de los Vientos" y otros.

También le falta poco para terminar un escrito sobre una obra de teatro del primer viaje a Socompa del entonces ferrocarril Huaytiquina, trazado internacional hacia Antofagasta, hoy el mundialmente conocido Tren a las Nubes.


Fuente: Jaime Barrera

No hay comentarios:

Publicar un comentario