22 de diciembre de 2017

Sugieren A Camioneros Levantar Los Cables Para Pasar Por Campo Quijano

Desde ahora en Campo Quijano los camiones de gran porte deberán llevar "levantacables", cuyo oficio será la arriesgada misión de sortear con una valla de varios metros de extensión el tendido eléctrico que impide el paso natural de los enormes vehículos por las calles del pueblo.

Es decir que las empresas mineras de transporte y máquinas viales serán responsables de circular por el pueblo con un ayudante que debe "levantar", literalmente, el cableado público. Esta llamativa decisión estará acompañada de un pedido especial a los vecinos: colaboración con fotografías que retraten el momento en el cual los infractores se llevan puestos los embarullados cables que abundan en los espacios aéreos de los barrios.

"Nadie se quiere hacer cargo de los daños y perjuicios ocasionados en la vía pública. Por eso instamos a las empresas y a los camioneros a llevar un ayudante que levante los cables para que no sean arrastrados por los enormes vehículos", explicó Sergio Olmos, director de Tránsito de Quijano.

Meses atrás ocurrió un fatal accidente causado por el irresponsable accionar de un camionero que solicitó ayuda a un joven para que levante varios cables de tensión, los que impedían el paso del camión en un sector periférico del pueblo.

La situación terminó en un desenlace fatal. El joven perdió la vida electrocutado. Días después, otro enorme camión se llevó puesto un tendido completo de teléfono y cables de televisión. Todo esto sucede porque en Quijano no existe una ordenanza regulatoria para el paso seguro de estos camiones por un sector determinado de la población que no dañe la estructura pública y amenaza la humanidad de los vecinos.

"Tras la caída de cables es muy complicado volver a reparar todo el daño provocado. Lamentablemente, cada día son más grandes estos camiones que circulan por nuestra localidad", agregó Olmos.

Campo Quijano es el paso de la ruta nacional 51. Parte en dos al pueblo. Hacia el norte y el sur. Los camiones que circulan por la Quebrada del Toro por este camino internacional suelen optar en desviarse hacia sectores periféricos por una cuestión de seguridad.

Sin embargo, esta seguridad se ve diezmada cuando los vehículos, cuyos datos de altura máxima superan los cinco metros en algunos casos, comienzan a circular por las calles de los barrios buscando menos obstáculos en los espacios aéreos urbanos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario